Las organizaciones del tercer sector tienen que aumentar su implicación y realizar un papel más reivindicativo para favorecer el desarrollo sostenible de sus países, exigiendo a los poderes públicos la garantía y el ejercicio de los derechos humanos y promoviendo una ciudadanía activa y participativa, conocedora de sus derechos y de los ODS. Pasamos a enumerar una serie de indicaciones que las organizaciones pueden ir adoptando para contribuir a los ODS