UNA DE CADA TRES DISCAPACITADAS DE LA REGIÓN DE MURCIA SUFRE MALTRATO O ABUSOS. El colectivo de mujeres con diversidad funcional registra mayores índices de discriminación social, problemática a la que se suma un desconocimiento de la sexualidad y una mayor probabilidad de padecer violencia de género.